Inicio Blog COMO SER MAS FELIZ, PARA SIEMPRE – Capítulo 6.- ¿Necesita más energía?

COMO SER MAS FELIZ, PARA SIEMPRE – Capítulo 6.- ¿Necesita más energía?

51 minuto leer
0
0
7
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

#TatianaOrellana

feliz 3

Fuente: Maestro Fenix

Como obtener más entusiasmo, aumentar su energía y disfrutar de su trabajo.

¿Le falta a Usted energía para pasar al siguiente nivel?.

En España, es casi una tradición, el tener un reloj de agujas en la cocina. El de mi cocina, como es normal hoy en día, funciona con una pequeña batería de tamaño AA. Hace un año esa pequeña pila, se quedó sin energía suficiente, justo a las cinco y cuarenta y tres minutos y cuarenta y ocho segundos, ya entonces me llamó la atención que el segundero se quedara en los cuarenta y ocho segundos, intentando repetidamente llegar a los cuarenta y nueve, con pequeñas pulsaciones. Resulta que siempre tiene la energía suficiente, para intentarlo una vez más, pero que le falta una pizca de energía, como para poder pasar al siguiente segundo. Hoy, más de un año después, mi reloj sigue ahí, intentándolo sin alcanzarlo. ¿A cuántas personas les ocurre lo mismo?.

En mi carrera, como formador de emprendedores, he visto miles de veces a personas que son iguales que mi reloj. Siempre tienen la energía suficiente para intentarlo una vez más. Pero no la suficiente para triunfar y ascender al siguiente nivel. ¿Conoce a alguien que está en esa situación?.

Si a mi reloj, le cambiásemos la batería por una con más energía, ¿qué cree usted que le ocurriría? ¡Que podría marcar el siguiente segundo!. De la misma forma, si usted, yo o cualquier otra persona, nos vemos en una situación de estar atascados en un nivel, sólo hemos de reemplazar nuestras baterías o recargarlas de nuevo, para poder continuar al siguiente nivel, sólo que en los seres humanos, nuestra energía no nos la da una pequeña batería, sino que nos la proporciona algo llamado Entusiasmo.

¿Qué es el entusiasmo? A veces observo atentamente como juega mi hijo, es una delicia de tres años que sabe muy bien lo que es el entusiasmo, porque como todos los niños, tiene las baterías nuevas y bien cargadas. Verlo jugar es un primor, toma un pequeño objeto desconocido entre sus manos, y lo manipula con los ojos totalmente abiertos, demostrándole un gran interés. Lo abre y exclama ¡Uh, papá se abrió!, ¡Si, hijo, se abrió! Respondo sonriendo, porque mientras el dice ¡Se abrió!, sus ojos brillan y su pequeño cuerpo se estremece. ¿Cuándo fue la última vez que le brillaron los ojos a usted? ¿Cuándo fue la última vez que se estremeció por una cosita pequeña y aparentemente insignificante?. Algo como un hermoso amanecer, una mirada de la persona amada, disfrutar bebiendo un vaso de agua, o simplemente haciendo su trabajo.

Cuando digo esto, algunas personas me dicen “¡Pero no voy a estar entusiasmado todo el día! ¿Verdad?.” Y entonces me recuerdan al reloj de mi cocina. Yo y Usted sabemos que desean poder saltar al siguiente nivel, ser felices y disfrutar de la vida. Pero no se atreven, o quizás no tienen la energía suficiente, porque una persona que vive entusiasmada, no es una persona que está moviéndose frenéticamente de un lado a otro sin parar. Sino que es una persona natural, segura, repleta de buena energía, que disfruta de la vida, es plena y se siente feliz.

¿Ha visto usted a alguien Entusiasmado que estuviera triste? ¿o a alguien verdaderamente Entusiasmado que no se sintiera de maravilla?. ¿Nunca le ha pasado de estar enfermo, cansado, agobiado y lleno de dolor y que le mencionaran algo que le Entusiasmara y Empezara usted a sentirse mejor, y al poco rato se levantara y estuviera usted en plena forma?.

Luego, mas tarde, si el entusiasmo remite, el mal de la enfermedad regresa, pero si se mantiene el entusiasmo, la enfermedad, simplemente se olvida y desaparece. Es tal como si usted hubiese estado funcionando con unas baterías bajas de energía, y por tanto su funcionamiento, fuera defectuoso. Pero al cambiar estas baterías bajas, por otras repletas de energía, su cuerpo se pone a funcionar de manera correcta otra vez, y quien dice el cuerpo dice también la mente.

¿Recuerda el experimento del cine japonés, en el que a cien personas les hacían ver una película de terror y su cuerpo se ponía a producir toxinas? ¿Recuerda lo que ocurría cuando estas personas se ponían a ver una película de humor? Que su cuerpo se volvía más sano y su sangre empezaba a llenarse de hormonas que les daban energía y que sus anticuerpos, subían y aumentaban. Los antiguos chinos, afirman que el cuerpo es una serie de canales de energía, según la acupuntura, y que si estos se saturan, la energía baja y el cuerpo enferma. Pero si estos canales se liberan, le energía fluye bien otra vez y el individuo regresa a su estado natural de sano entusiasmo.

Los maestros en acupuntura, afirman que si una persona está baja de energía, es por culpa de las preocupaciones o de un estado mental y físico desequilibrado.

Cuando nos referimos a entusiasmo, no nos referimos a ese falso estado de excitación nerviosa que algunos fingen. Sino justamente a un estado natural, en el que la persona está repleta de energía. Sus ojos brillan, su interés es elevado y sus ganas de vivir plenas. En un ergógrafo nos referiríamos a un nivel de energía de 150, “pero” me dice Usted “¿Y si estoy fatigado porque estoy físicamente cansado?” Entonces.. ¡Duerma!.

Laotsé, uno de los hombres más sabios de este mundo y creador de la filosofía china llamada Taoísmo o El Camino, cuando su maestro estaba muriendo, fue a verle y le preguntó: “Maestro, me has enseñado los máximos patrones de sabiduría que pueden ser enseñados en esta vida, pero ahora te estás muriendo ¿Tienes algún gran secreto que enseñarme, que aun no me hayas dicho? Si es así, por favor hazlo ahora, porque mañana, quizás ya no puedas decirme nada”. El maestro le miró, y con sus últimos alientos le dijo

-¡Si, discípulo mío, tengo la mayor de las sabidurías que enseñarte, y se resume en una sola frase “Cuando tengas hambre, come y cuando tengas sueño, duerme”!.

– Maestro, ¿pero acaso no es esto lo que hacemos todos?

– ¡Oh, no! – Exclamó el maestro, casi levantándose de su tumba. – Las personas normales, cuando van a comer, comen acompañadas de todos sus problemas y cuando van a dormir, duermen sepultadas debajo de mil pies de preocupaciones.

A lo cual, Laotsé respondió. ¡Ah, maestro, en verdad que este ha sido el consejo más sabio que jamás me ha enseñado!.

Sí, en verdad que es el consejo más sabio, y en verdad que ahi está el secreto del Entusiasmo y la Felicidad. En eliminar las preocupaciones ydisfrutar de la vida. En hacer a cada instante lo que tienes que hacer. Sólo eso, nada más que eso!

De hecho es tan sencillo, que su gran complejidad, reside en su propia sencillez.

En cierta ocasión una buena amiga llamada María Angela, una beata cristiana, me escribió una carta titulada “Tengo miedo”. En la que me hablaba de sus preocupaciones, y yo parafraseando a Cristo, le contesté lo siguiente:

“Querida María, permíteme que te llame así, pues tienes el mismo nombre de mi hermana y siempre me has recordado a ella.

Yo no tengo miedo, soy feliz, estoy sano y me siento dichoso ¿Porqué?

Porque si Dios quiere que me pase algo, nada de lo que yo pueda hacer podrá impedirlo.

Y si Dios quiere que no me pase nada y sea feliz, nada de lo yo pueda hacer, podrá cambiarlo, así pues ¿Porqué preocuparse?

¿Acaso se preocupan las aves del cielo? ¿Y acaso no les da El Señor día a día todo lo que necesitan?

Y si les da eso a ellas ¿qué no nos dará a nosotros que somos sus hijos bien amados?

Nada hay que temer, excepto al miedo, porque es la forma en la que el mal, te roba tu Felicidad y tu tranquilidad, y además ¿Qué es lo máximo que te puede ocurrir? Que te mueras ¿y que tiene eso de malo? ¿Qué tiene de malo acudir al cielo a ser amado, por aquél que nos ama infinitamente más de lo que ni siquiera podemos concebir?

En verdad que esta es una vida bella y segura.

Dijo el gran filósofo romano, del cual no me acuerdo en estos momentos de su nombre “Mi vida ha estado plagada de desgracias… el noventa y nueve por ciento de las cuales, jamás ocurrieron”.

¿Necesitaremos también, ambos, Usted y yo, llegar al lecho de muerte para comprender esa verdad? ¿o podemos ver antes que lo mejor es dejarse plenamente en manos de Dios?

Pues ya los antiguos chinos, que eran hombres sabios, y crearon el mayor imperio que ha existido, decían:

“Si un problema no tiene solución ¿para que te preocupas?

Y si el problema tiene solución ¿De qué te preocupas?”.

Si algo nos ha de ocurrir en el futuro ¿Por qué preocuparse?. ¿No sería acaso más lógico y sabio, disfrutar del tiempo que nos queda?.

Y si nada nos va a pasar ¿Para que preocuparse?.

Un abrazo María! Fénix”

Realmente ahi está el único secreto de la Felicidad. En saber eliminar las preocupaciones irrelevantes que de nada nos sirven.

En cierta ocasion, Raquel, una amiga mía dominicana, me contestó “¡Pero yo tengo que preocuparme! Soy la única que puedo” ¡Qué pena! Le contesté yo. Porque eso no te lleva a ningún lado, porque no te da ningún resultado, sino que al final, te arruina la vida. Te roba la felicidad, y hasta te frena para encontrar la solución eficaz.

“¡No entiendo!” Me dijo simplemente, pues en la vida actual, parece que tienes que preocuparte para ser responsable. Sin embargo, los ancianos chinos eran ya sabios cuanto nuestros ancestros, se mataban en sangrientas batallas de conquista. Estos hombres orientales tan sabios, resumen la Responsabilidad en un par de frases:

Si un problema no tiene solución ¿para que te preocupas?

Y si el problema tiene solución ¿De qué te preocupas?“.

Obviamente, si un problema no tiene solución, preocuparse por él, no tiene ningún sentido, porque si no tiene solución, pues no la tiene. Y entonces por mucho que pienses sobre él, nada conseguirás. Asume las pérdidas, y pasa a la siguiente cuestión disfrutando de la vida.

Como decía Chema, mi profesor de álgebra avanzada “Si algo no puede ser, no puede ser, y además es imposible”. O como dicen los árabes “Está escrito”. Es decir, no puede cambiarse, así que olvídate de ello. Asume la pérdidas y sigue adelante.

Recuerde que si algo ya pasó, Usted, haga lo que haga, no puede cambiarlo, porque pertenece al pasado. Así que pensar sobre ello lamentándose, no le solucionará nada. Así que ¿porqué hacerlo?.

Como empresario y hombre de negocios, he aprendido a ser eficaz, es decir, no hago nada si eso no me reporta beneficios, sobre todo en el terreno mental.

Trimestralmente mi asesor fiscal y mi abogado, vienen a verme todo preocupados por la cantidad de millones que tengo que pagar al Estado en forma de impuestos. Y mi respuesta es siempre la misma. ¿Y qué? ¿Qué importancia tiene?. “Al César lo que es del César” y a Dios lo que es de Dios. Lo que está claro, es que no me voy a preocupar por ese dinero, porque yo no cambio mi dinero por mi Felicidad. No permito que el que mi fortuna económica mengüe, reduzca un ápice mi Felicidad. Porque sé que ser Feliz es más importante que todo el oro del mundo. Y que algo de dinero, arriba o abajo, no mata la Felicidad, pero la preocupación por perderlo o ganarlo, Si. Así que elimino esa preocupación antes de que surja. Y así, soy feliz y disfruto de la vida.

Muchos me dicen -¡Ya Fénix, pero es que Usted es un hombre rico! Así que en su situación, bien puede decirlo cómodamente. ¡Si es cierto, pero no siempre lo fui!. Nací en una familia bien humilde y gané cada centavo de mi fortuna con mi trabajo y mi esfuerzo. Y la vida también me dio palos, como a cualquiera. Naturalmente que usted me dirá que esas dificultades, no serán tan graves como las suyas. Y si hablamos largo y tendido sobre ello, me reconocerá Usted, que más que nada es porque esas son sus dificultades, las que usted vive y siente, porque para cada persona de este mundo, sus propias dificultades son las mayores.

En cierta ocasión, yo deseaba crear una empresa que era casi una utopía ideológica “Market 2000” siguiendo a la filosofía Samurai y a las técnicas del E-Commerce (comercio electrónico), deseaba crear una compañía que fuera en verdad, un gran equipo de soñadores trabajando juntos, por unos altos ideales: Honor, Honradez, Honestidad y Buena Voluntad.

Era algo que nunca se había hecho, al menos con ese enfoque. Así que pedí consejo a ciertas entidades del marketing y confirmaron mi propia impresión. Era totalmente imposible hacerlo, no se podía hacer por que nadie lo había hecho antes.

Así que, naturalmente me puse a hacerlo. ¿Quién puede resistirse al reto de cumplir su sueño y lograr lo que nunca nadie ha logrado antes?

Para poder comenzar a hacerlo, tuve que renunciar a una renta de varios millones de dólares que me proporcionaba un contrato en exclusiva con una compañía de Nueva York. Mi notario se moría mientras se lo decía, además coincidió, que me estafaron la fuente de ingresos que me quedaba, de unos $50.000 Mensuales. Así que entre una cosa y otra, me vi de la noche a la mañana, de ser rico a perderlo todo. Todo por lo que había trabajado durante años, se perdió. Yo tenía una familia que mantener y sólo $10 en el bolsillo. ¿Podría pagar la renta del nuevo piso al que nos habíamos tenido que trasladar? ¿Podría poner a mi familia un plato de comisa sobre la mesa al día siguiente? ¿Los habría condenado a la miseria por miserable orgullo?. Yo sabía que si me dejaba llevar por las preocupaciones eso sería lo que ocurriría. Así que siendo por naturaleza un hombre práctico, me centré en el trabajo, para hacer mi sueño realidad. Sólo nos quedaban un ordenador y los $10 que tenía en el bolsillo. Así que con los $10 compré una conexión a internet y me centré en eso. Recordé como Alejandro Magno y otros conquistadores después de él, para obtener una victoria imposible, habían quemado sus naves, sus barcos, detrás de él, para vencer o morir. Y no darse un margen de retirada. Y triunfó. Así que me dije. O.K. he quemado las naves detrás de mi, así que me dedicaré por completo a obtener mi victoria. A hacer realidad mi sueño. Y venceré.

Y vencí. A los pocos meses, ya poseía una compañía por valor de 7 Millones de Dolares. Mi sueño de Market 2000, era una realidad.

¿Cree Usted que lo habría conseguido de haber perdido el tiempo preocupándome?.

Napoleon Hill, en piense y hágase rico, cuenta la historia de un millonario, que en el crack de 1929 perdió toda su fortuna. Tenía una buena familia que mantener, y de repente se vio pobre. El día anterior, era uno de los hombres más ricos de su país, y al día siguiente, no tenía absolutamente nada. De hecho, se vio echado literalmente a la calle de su propio despacho, poseyendo sólo el traje que llevaba encima. Hasta le hicieron entregar su pitillera de oro. Así pues, dejó a su mujer y a sus hijos en casa de la madre de ella, y el acudió caminando tranquilamente, hasta el barrio donde los mendigos dormían. Cambió sus zapatos por un sitio donde dormir, hizo un nuevo amigo entre los mendigos y se fue con él a dar un paseo por la tarde.

Mientras caminaban, en un acto reflejo, se llevó la mano derecha al bolsillo donde guardaba normalmente su pitillera, sin acordarse en ese momento que la había tenido que entregar para pagar una de las deudas. Encontró el bolsillo vacío, no estaba la pitillera, pero encontró una grata sorpresa, le quedaban unos pocos dólares en ese bolsillo, apenas unas monedas sueltas, a las que el día anterior no había mirado siquiera. Hoy, eran! su salvación, así que las sacó, las miró y entonces vio a la izquierda del camino, a unos niños pobres.

Estos niños hacía varios días que no comían, y él, al menos había cenado bien el día anterior, así que les arrojó las monedas, y siguió caminando. Su nuevo amigo le dijo -¿porqué has hecho eso? Esas monedas eran nuestra salvación -, a lo que el contestó: -¡amigo, lo que yo necesito son unos cuantos millones de dólares, no unas cuantas monedas!. Así que empezó de cero. Encontró un trabajo de camarero muy mal pagado, pero ya que era un hombre que se había hecho a sí mismo y había llegado a ser millonario con su propio esfuerzo, se dijo: ¡Si lo he conseguido una vez, lo podré conseguir otra!. A los tres años ya era otra vez uno de los hombres más ricos de su país y su fortuna superaba a aquella primera fortuna que tenía. Todo ¿gracias a que? A que no se rindió. A que continuó adelante. Y sobretodo gracias a que no se preocupó.

El poder de este hombre, reside también en usted, así como en todos los seres humanos. Porque es inherente a todo ser humano. Forma parte de él, de Usted, sólo que igual está enterrado entre capas y capas de preocupación.

La asociación de emprendedores Warrios of Internet, afirma que para triunfar lo primero que tienes que hacer, es ponerte en positivo y apartar a los negativos de tu lado. Y cuan verdad es! De hecho todo triunfador podrá confirmárselo.

Recuerde que sólo puede tener dos tipos de problemas: los pasados y los futuros.

El pasado está muerto, ya pasó. Está muerto y enterrado. Haga lo que haga, no volverá.

El futuro, nunca sabemos si llegará.

Así que sólo se puede ser feliz ahora.

De hecho, los estudios psicológicos modernos, demuestran que todos los problemas de salud mental, revierten por medio de la preocupación de centrarse demasiado en el pasado o demasiado en el futuro.

Las personas que se centran demasiado en el pasado, pensando que habría ocurrido si hubieran reaccionado de una forma u otra, o lamentándose de las pérdidas pasadas, son las que cogen depresiones. Está probado que centrarse en el pasado, crea melancolía y depresión.

¿Qué ocurre si te centras en el futuro? Que se provoca ansiedad , que es un estado de nerviosismo, casi tan malo como la depresión.

Asi que sólo nos queda un momento para ser feliz, y ese momento es el ahora.

Si usted acude a su álbum de fotografías y mira las fotografías en las que es feliz. Encontrará que cada momento de felicidad, es un momento, que en aquel momento era el ahora.

La felicidad es una suma de momentos felices. Usted puede ser feliz ahora, siempre. Sólo con así desearlo y aplicar las técnicas que se le están enseñando en este libro. Simplemente elimine sus preocupaciones, descanse, y su energía regresará y con ella su felicidad.

Enfréntese a sus problemas de una forma lógica, utilice la parte izquierda de su cerebro, que es como una computadora, para eso se le ha dado.

Cuando tenga un problema, escriba en un papel estas preguntas y contéstelas:

1 ¿Qué es lo que le preocupa?.

2 ¿Por qué le preocupa?.

3 ¿Qué es lo peor que podría ocurrir?.

4 ¿Es realmente esto tan grave?.

5 ¿No podría ser esto una ventaja escondida?

6 ¿Por qué podría ser esto una ventaja escondida?.

7 ¿Qué beneficios le podría aportar esta maravilla?.

8 ¿Cómo podría aprovechar esta maravilla a mi favor?

9 ¡Póngase en acción ya!

Luego, una vez que ha respondido a las preguntas, queme el papel en un sitio seguro, como la bañera del cuarto de baño, y sienta que mientras se quema el papel, sus problemas desaparecen.

Después siga el ejercicio de meditación feliz de este mismo libro, en la versión completa de lujo del CD, y se verá Usted como una persona nueva con las baterías totalmente cargadas. Será nuevamente feliz y se sentirá mejor que nunca.

Esta es una fórmula infalible, que miles de personas han verificado. No es una forma teórica de alcanzar la felicidad, sino que es una fórmula real, práctica, que funciona y da resultados. ¿A qué espera? Pruébela ahora. Recuerde que el secreto para aprender, está en repetir y poner en práctica todo conocimiento, en el mismo momento en que se adquiere ese conocimiento. Aplique ahora esa fórmula y sea feliz.

Cada vez que encuentre un problema, pregúntese –Si esto tiene solución ¿por qué me preocupa Y si no tiene solución ¿para qué me preocupo?. Tome el papel. Haga las preguntas. Contéstelas. Rompa y queme el papel para simbolizar que ya no le preocupa y que tiene fe en que todo le irá bien, y luego haga el ejercicio de meditación feliz; Entonces sentirá que su energía regresará a usted y que su entusiasmo, renace. Que su batería está otra vez cargada, y que es otra vez feliz.

Repita este ejercicio por cada problema de su vida, y así será siempre feliz.

Otra forma muy eficaz, de tomar energía y de disfrutar de su trabajo y de su vida es aclarar cuales son las motivaciones que le mueven. La mayoría de las personas, surcan por su vida, como un barco sin vela ni timón. Cuando usted sabe por quien trabaja, quien es usted y porque trabaja, entonces cuenta con una gran ventaja. Porque sabe dos cosas.

una: donde está

 dos: donde quiere llegar.

Igual que el ergógrafo demostraba que la afirmación de frases positivas, aumenta la energía de la persona al disminuir la fatiga. El recordar cuales son las motivaciones de uno, también aumenta nuestra energía, y por tanto, nuestra Felicidad. Por esta razón, quiero que ahora usted y yo nos sentemos aquí, y veamos, cuales son las motivaciones que le mueven a usted en la vida.

En Occidente, cuando tenemos un problema, solemos atacar a los síntomas en vez de a las causas. Sin embargo, los ancianos sabios chinos, tenían por costumbre utilizar una máxima, que se resumía con la siguiente frase:

” Para enfriar una cacerola ardiendo, retirarla del Fuego”

Simple y sabio ¿verdad?. Sin embargo, ¿por qué será que muchas veces, en vez de hacer eso, los occidentales nos dedicamos a poner toallas de agua fría alrededor de la cacerola?. Naturalmente, eso enfría la cacerola a corto plazo, pero en cuanto el agua de la cacerola se evapora, ya sea en horas o días, el fuego recalienta otra vez la cacerola, poniéndola al rojo vivo, entonces ¿no es más eficaz, atacar los problemas de raíz?.

Si usted le pregunta a cualquier campesino como se puede acabar con una mala hierba, seguro que no le dirá ¡Quemándola!, sino¡Arrancándola de raíz!. De igual manera ocurre, si resulta que nuestra falta de energía, se basa en que no conocemos exactamente cuales son nuestras motivaciones o si las tenemos enterradas debajo de montañas de preocupaciones. Entonces, lo único que tenemos que hacer, es recordar cuales son estas motivaciones que nos mueven, y entonces la energía volverá a nosotros, en un caudal que hace mucho tiempo que no sentíamos.

¿Qué son las motivaciones? Es el saber y tener muy claro, las causas por las que uno trabaja. El tener claro por quien trabaja uno. El saber quien es uno mismo. Quien quiere llegar a ser. Y el saber porque cosas materiales se trabajan.

Cuando una persona sabe exactamente lo que quiere conseguir, sabe por quien lo hace, y se ha aceptado totalmente así mismo, entonces posee una fuerza y energía, que el común de los mortales, ignora y envidia.

En la universidad de Hardvard se hizo un año, un estudio. Se tomo a toda la promoción, que eran quinientas personas y se les preguntó a todos los alumnos, cuantos de ellos tenían claras sus motivaciones, por quien trabajaban, quienes eran y que cosas materiales deseaban alcanzar en la vida. ¿Cuántos cree usted, que de los quinientos, respondieron de una forma directa y eficaz, dando exactamente todos los detalles de lo que querían alcanzar?. Solamente tres.

Cincuenta años después, se estudió a toda la promoción, y ¿sabe Usted algo? Que esas tres personas, habían conseguido sólo entre ellas, más que las cuatrocientas noventa y siete personas restantes. A pesar de que estos tres, no habían sido los que habían obtenido mejores notas. ¿Por qué habian triunfado mas? Porque el tener claro nuestras motivaciones, aumenta nuestra energía, y también nuestra felicidad, en un nivel desmesurado.

Tenga claro “quien, por que, y por quien”, y entonces realizará de forma eficaz todos los “comos”. Y alcanzará esa felicidad que desea. Y posiblemente aún más.

Confuccio decía que sólo un hombre estúpido, edificaría su casa sobre una playa de arena, porque en cuanto soplaran los primeros vientos, al no tener una base sólida, esta se derrumbaría y ese hombre se encontraría arruinado y sin techo. Así pues, el hombre sabio edifica su casa, sobre la sólida piedra, para que cuando sople el viento, esta esté fuertemente agarrada a su firme base y resista en pie, ofreciendo seguridad y protección.

La casa que nosotros deseamos construir, es la felicidad de usted, y los cimientos, son naturalmente las motivaciones.

Lea pues ahora, de una forma muy atenta. Y recuerde preguntarse y contestar en su interior, a cada una de las preguntas que le planteo. Es más, le invito a apuntar en un papel las respuestas, y a colocarlas donde pueda verlas cada día, eso le ayudará sin duda a alcanzar rápidamente la felicidad.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por tatianaorellana
Cargue Más En Blog
Comentarios cerrados

Mira además

Crea un Sitio Web desde Cero – GRATIS

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins. Hola, un gusto en saludarte. Mir…