Saltar al contenido

APRENDIENDO A RAZONAR JUGANDO – LAS HERRAMIENTAS DEL PENSAMIENTO

#TatianaOrellana

APRENDIENDO A RAZONAR JUGANDO – LAS HERRAMIENTAS DEL PENSAMIENTO

Guía Práctica Basada en el trabajo del doctor Peter Davidson

UN MÉTODO PARA VER MÁS CLARO

El laberinto

Terminamos de vernos confrontados a un cierto número de situaciones, de juegos mis o menos complejos. Nuestra actitud ha sido una actitud razonada, nos hemos visto fuerza 2 a concentrarnos, a ejercer nuestra facultad de pensar… Pero, en el fondo, ¿qué es el «pensamiento»? ¿Que significación o bien sentido se le presta a este término? ¿Qué actividades mentales se encuentran puestas en juego y cómo?

Todos nosotros pensamos. La palabra pertenece al léxico corriente. No obstante, desconciertan estas cuestiones: la noción semeja familiar, pero, cuando se la quiere delimitar… La misma complejidad aparecería si nos interrogáramos sobre la naturaleza de actos psíquicos, que, como el caminar o respirar, se los cree elementales, siendo complejos. La práctica rutinaria no va forzosamente acompañada de una toma de conciencia. ¡Paciencia!

Poquito a poco nos van viniendo ciertas ideas. Reflexión, imaginación, lógica, inteligencia, argumento, etcétera, se aso cian a «pensamiento» en nuestro espíritu. Pero, ¡ay!, esta enumeración no soluciona el inconveniente. Lo desplaza, lo remite a otras definiciones, todas y cada una igualmente difíciles. Es un verdadero ejercicio de rastreo que amenaza con arrastrarnos a un laberinto difícil.

las_herramientas

Procuremos la salida con la ayuda de un diccionario. Descubrimos  que el pensamiento concierne a todo lo que afecta a la conciencia y que entiende todos y cada uno de los fenómenos psíquicos conscientes…

Seguimos moviéndonos en lo aproximativo. No carece de ironía la referencia a la conciencia para definir una noción tan difícil. Ya tenemos a pesar de todo, un principio de pista. Lancémonos a la investigación de todos estos fenómenos psíquicos de los que habla nuestro diccionario, intentemos proceder con método.

¿De qué manera podemos identificar todas y cada una estas actividades que forman el pensamiento? ¿De qué forma construir una representación de su funcionamiento que sea una ayuda real a la comprensión?

También en la primera sección debíamos responder a distintas cuestiones, pero partíamos de un conjunto de da tos conocidos que transformábamos y enriquecíamos por diversos medios sin dejar de avanzar hacia una posible so lución. Acá nada nos resulta dado. Carecemos de un punto de inicio para poder adoptar un procedimiento similar. Debemos localizar, pues, por nosotros mismos esas hermosas informaciones. La materia prima nos la van a suministrar las 4 situaciones básicas del capítulo precedente.

De hecho, encontrar al espía, contar los diablos, desenredar el enredo filatélico o bien examinar más detalladamente las relaciones entre los psicólogos y la aritmética constituyen una muestra bastante extensa de las diversas manifestaciones del pensamiento. Un estudio detenido de estas situaciones y de sus soluciones debe poder suministrarnos interesantes indicaciones.

Resumiendo, le planteamos a usted el método siguiente:

– hagamos un inventario de las observaciones realizadas sobre los 4 juegos;

– usemos estos hechos experimentales para comprender mejor el pensamiento.

 

Contactanos para mas detalles

A %d blogueros les gusta esto: