Saltar al contenido

APRENDIENDO A RAZONAR JUGANDO – LOS ÁNGELES Y LOS DIABLOS

#TatianaOrellana

APRENDIENDO A RAZONAR JUGANDO – LOS ÁNGELES Y LOS DIABLOS

Guía Práctica Basada en el trabajo del Dr. Peter Davidson

TRES SITUACIONES BÁSICAS: LOS ÁNGELES Y LOS DIABLOS

(Duración Máxima 15 Minutos)

¡Alarma en el paraíso! Los demonios han logrado forzar la puerta guardada por nuestro buen amigo San Pedro y se han introducido en él disfrazados de ángeles para sembrar el desorden. Acaban de ser arrestados 5 sospechosos. Pero no se sabe quién es diablo y quién es ángel. Se los somete a interrogatorio. Claro está, los ángeles dicen siempre la ver dad, al paso que los diablos mienten constantemente:

Jorge insiste en que Juan es un demonio,

Juan jura que Pablo es un ángel,

Pablo sostiene que José es un diablo,

José asevera que Santiago es un ángel,

Para Santiago, Jorge y Juan son demonios los 2.

¿Quienes son los ángeles? ¿Quienes los diablos?

Su respuesta:

los_angeles1

Esta situación, por mucho que pueda parecerlo, no es la repetición de la precedente. Aun echando mano de una enorme imaginación, no parecen posibles a priori ni la deducción ni la reorganización de los datos.

De hecho, el significado exacto de cada dato depende de la verdadera naturaleza de los personajes. Por servirnos de un ejemplo, si su ponemos que Jorge es un diablo, en tal caso, engaña, luego Juan es un ángel. En la hipótesis contraria de que Jorge fuera un ángel, Juan sería un diablo.

Con el fin de salir de esta vaguedad, nos vemos fuerza 2 a contar todas y cada una de las eventualidades relativas a la naturaleza de uno de los 5 personajes y a examinar luego consecutivamente las consecuencias deductivas de cada hipótesis. Mas, ¿a quién elegir de entre los cinco como punto de inicio?

Santiago seria la peor elección, puesto que catalogarse como diablo conlleva contrariedades. En efecto:

«Jorge y Juan son demonios los dos» se convierte en una patraña que puede significar no solo 1 «Jorge y Juan son ángeles los dos», sino más bien asimismo que «Jorge es diablo y Juan es ángel» o bien que «Jorge es ángel y Juan es diablo».

De aquí que haya tres hipótesis para examinar detenida mente, complicación que no sobrevive si la elección se orienta cara uno de los otros cuatro… Jorge por ejemplo.

Primera hipótesis: Jorge es un ángel

Se puede uno imaginar que clasificar la información en secciones “el personaje, su naturaleza, lo que él ha dicho, lo que de ello se deduce» nos va a hacer más fácil nuestra marcha.

los_angeles2

En nuestro cuadro hay algo que no anda bien: la hipótesis de que Jorge es un ángel nos lleva a la deducción de que es asimismo un diablo; lo que es imposible. La hipótesis de partida es por fuerza falsa. Jorge no puede ser un ángel.

El error que no se debe cometer es sacar la conclusión de que obligatoriamente pertenece a la categoría de demonio. Esta segunda hipótesis puede, asimismo, desembocar en una contradicción. ¡En tal caso, no habría ninguna contestación aceptable!

Debemos examinar, pues, la segunda hipótesis con exactamente el mismo cuidado que la primera.

Segunda hipótesis. Jorge es un diablo

los_angeles3

Esta vez no existe ninguna contradicción en el cuadro. Todas las deducciones forman un todo coherente. La deducción asociada a Santiago es compatible con las otras, en tanto que, siendo Juan un ángel, Jorge y Juan no pueden en realidad ser diablos los dos.

Esta segunda y última hipótesis que hemos examinado facilita una investigación aceptable: hay 2 ángeles, Pablo y Juan; y 3 demonios, Jorge, Santiago y José.

Se vuelven a dar en este segundo juego los hechos de deducción y de reorganización de todos los datos que componen el razonamiento deductivo. La diferencia primordial con el juego n.° 1 se encuentra en la aparición de un nuevo género de acción que se hace necesaria con motivo de la insuficiencia del conjunto de la información inicial; esto es, la búsqueda y la enumeración de todas las hipótesis que se pueden aso ciar a este conjunto con el fin de comenzar y llevar a buen término un razonamiento deductivo.

Esta actividad suplementaria explica el título de hipotético-deductivo atribuido a género de argumento.

Un argumento hipotético-deductivo es, puesto que, un conjunto de razonamientos deductivos ordenados por la formulación sucesiva de hipótesis precisas en el examen de todas las eventualidades relativas a ciertas informaciones deficientes.

De esta clase dé argumento no hay que esperar una conclusión forzosamente única; cada hipótesis puede producir un resultado concreto.

 

Contactanos para mas detalles

A %d blogueros les gusta esto: