Saltar al contenido

Sabes como quitar un dolor físico con aceites esenciales?

#TatianaOrellana

dolor muscular

Todos sabemos que los aceites esenciales poseen propiedades medicinales que los hacen enormemente ventajosos en el cuidado de nuestra salud. Particularmente son empleados en la aromaterapia como una vía para lograr estados de relajación anatómico y aliviar los nervios.

Propiedades sedativas de los aceites esenciales

Todos sabemos que los aceites esenciales poseen propiedades medicinales que los hacen enormemente ventajosos en el cuidado de nuestra salud. Particularmente son empleados en la aromaterapia como una vía para lograr estados de relajación anatómico y aliviar los nervios.

La primordial propiedad de los aceites esenciales que genera alivio del dolor es su poder calmante. Ello quiere decir que bloquea el sistema inquieto periférico, donde tiene sitio el dolor y el sistema nervioso, donde ocurre su percepción. Una vez el paciente no percibe la molestia, se suprime la contestación sensible. Y todo ello se desarrolla de forma natural, sin la intervención de drogas artificiales.

Los mejores aceites esenciales contra el dolor pueden resumirse en la próxima lista:

Lavanda: es uno de los aceites esenciales pero completos que hay pues ayuda a calmar diferentes géneros de dolores, entre ellos las jaquecas, el agobio muscular y los dolores de las articulaciones. Las 2 vías aconsejadas son por inhalación y a través del baño.

Hierbabuena: Es el aceite ideal para los cefaleas y las jaquecas. Puede utilizarse solo o bien mezclado con aceite de oliva o bien de lavanda. Basta poner cuatro gotas en las sienes y masajear suavemente eludiendo el contacto con los ojos.

Eucalipto: este aceite tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias cuando se emplea de forma tópica. Es el más recomendado en casos de dolor muscular y de las articulaciones. Puede emplearse de manera directa para dar masajes o bien ponerse en el agua del baño. No debe emplearse en grandes cantidades puesto que puede ser tóxico, es mejor entremezclarlo con aceite de lavanda.

Manzanilla: reconocida por sus propiedades antiinflamatorias, la manzanilla nos provee de un aceite esencial completísimo que, del mismo modo que la lavanda, combate dolores musculares, de las articulaciones, neuralgias, dolores de espalda y jaquecas, entre otros muchos.

Vetiver: su aceite esencial es genial para combatir los dolores ocasionados por artritis, luxaciones, agarrotamiento muscular, al paso que favorece la circulación. Se recomienda su empleo a personas mayores con diferentes trastornos en las articulaciones.

Sándalo: dicho aceite es muy utilizado en las prácticas aryuvédicas por sus valores medicinales. Calma las contracciones musculares, las congestiones linfáticas y los dolores de la ciática. Fortalece todo el sistema cardiovascular y genera la relajación del organismo, por lo que asimismo sirve para tratar el insomnio.

Como vemos, la naturaleza nos ha dotado de diferentes aceites esenciales cuyas propiedades calmantes y antiinflamatorias asisten a aliviar el sistema inquieto y, por su parte, a combatir esa contestación tan incómoda del organismo que llamamos dolor. Así sea por la edad, por agotamiento físico, debido a algún accidente o bien por exceso de actividad deportiva, en todo caso los aceites esenciales son un genial antídoto para relajarnos y hacernos sentir bien de nuevo. ¡Empléalos!

A %d blogueros les gusta esto: