Saltar al contenido

TIPOS DE MAMITIS DISFUNCIONAL Y SUGERENCIAS PARA EL CAMBIO

#TatianaOrellana

2efba0d9da1b67df1cf88a59ce3dea25

Categorías de “mamitis disfuncional”:

Mamá gallina: No solo nutre a su crio no importando su edad, sino más bien asimismo se siente orgullosa de tenerlos juntos a donde desee y no necesariamente incluye a las nueras. Por norma general les agrada que todos vivan en exactamente la misma casa, si las condiciones de espacio le dejan.

Mamá sargento: Ordena, disciplina, riñe, castiga, pone las reglas, en su casa, en casa de su hijo, con la esposa de su hijo y como es lógico con los nietos, sencillamente dicen: “porqué lo digo yo” y “soy tu madre”.

Mamá chantajista: puede enfermarse físicamente o bien emotivamente frente a la ausencia de los hijos, hasta llegar al consultorio médico o bien al centro de salud si es preciso. “En el chantaje están presentes 2 puntos: el miedo a la pérdida y al abandono, y el presionar consciente o bien de manera inconsciente a una persona a conseguir los propósitos de quién somete al otro. Y se distinguen cuatros géneros de perfiles de chantajistas: castigadores, autocastigadores, víctimas y seductores (Forward, dos mil tres). Normalmente su efecto más poderoso se debe a que en el otro se pudo instalar la culpa: “una máxima en psicología es crea culpa y ganarás”.

Mamá Wonder Woman o bien Mujer maravilla: TODO lo soluciona y logra, si estima que la nuera no es la conveniente resguarda al hijo y espanta a la lagartona, si precisa lograr gas o bien algo del super le afirma donde debe adquirirlo o bien lo lleva personalmente por el “amor que le tiene”.

Mamá Toy Story o bien “Yo soy tu amiga fiel”: Considera que es la única mujer que puede comprender a su hijito, quien a propósito es casado y tiene más de treinta años.

Mamá Supersabia: TODO ABSOLUTAMENTE TODO lo sabe, es una enciclopedia andando de su hijo, del planeta, de sus nietos, de cualquier tema que le interese a sus críos.

Mamá ISO nueve mil o bien mamá certificadora: Es la única que sabe los gustos y preferencias de su hijo y absolutamente nadie más. Le señala a la nuera como hacerle de comer al hijo, como plancharle la ropa, como arreglarle la ropa si sale a trabajar fuera de la urbe, como calentarle las tortillas y TODO, mas lo más esencial es que misma inspecciona los estándares de calidad.

Mamá solita: Debido a que se halla en una situación de desamparo física y sensible, en general no es real y sus síntomas son sicosomáticos, le llama al hijo y le hace estar más tiempo con ella que con la esposa, pues siempre y en toda circunstancia se protesta de algo o bien de alguien, haciendo alusión a su condición de abandono.

Mamá super amorosa: Toda vez que sale a la calle le adquiere a su hijito, ropa, comida, accesorios y cuando esta con su crio de tantas atenciones que le tiene, incluyendo besos y abrazos, pareciese ser que es su pareja y no su madre.

Sugerencias para el cambio

Un hombre que ha podido madurar emotivamente, se puede separar sanamente de sus progenitores y puede repartir más equitativamente su tiempo de aprecio y cuidados físicos (relación de apego) con los miembros de su familia, dando prioridad a su pareja, sus hijos y su familia de origen. Y va a estar presto a ello por el hecho de que comienza su familia comenzando por su pareja.

Si la esposa no pone nuevas reglas de convivencia y se las hace saber al marido, sencillamente, proseguirá las reglas de su progenitora y no se va a dar cuenta que es una parte de otra familia.

Para ciertas personas tener poder, “es poder supervisar las conductas de los demás”. No obstante, para otras, es mantener el control de uno mismo, esto quiere decir que no vas a poder supervisar las conductas de tu esposo a fin de que deje de obedecer a su madre, mas si puedes mentarle las molestias que sientes en la relación y puedes ver si es capaz de establecer un compromiso contigo como pareja, sin estar compitiendo con su madre.

Un hombre de veras se percata de que el apoyo que consigue de su madre: ropa, techo, educación, amor y todo lo demás, deberán suspenderse cuando su mayoría de edad se consolide. Y que sí quiere tener una relación auténtica, franca y perdurable con una mujer. debe recortar el proverbial cordón umbilical para edificar una nueva familia, “la propia” (Harvey, dos mil nueve).

 

 

Contactanos para mas detalles

 

A %d blogueros les gusta esto: