Saltar al contenido

TRATAMIENTO DE BAÑO DE LUNA

22La Luna: Belleza y energía
——————————
La mayor parte del cuerpo se compone de agua y, así como la luna afecta el movimiento de las mareas, de igual modo incide en la vida del ser humano.
Se crea en ella o no, la Luna potencia los estados de ánimo y, por su influencia, los sentimientos salen a la superficie con fuerza renovada. Existen maneras de utilizar esos influjos para bien, o para alcanzar un mayor potencial (belleza, energía, etc.) mediante los baños. Cada acción que se realice, bien sea para un beneficio físico o mental, puede tener mejores resultados dependiendo de la fase en curso.

Dualidad básica
——————
Hay dos fases lunares que inciden directamente en el ascenso y descenso de la energía vital:
Luna llena Esta fase es la ideal para realizar los baños, ya que es cuando los poros de la piel se abren y son más capaces de absorber mejor las cremas y tratamientos hidratantes. Los rayos de la luna llena tranquilizan, suavizan y equilibran, y en la cultura oriental están asociados a la limpieza de la energía del yin. También ayudan a descargar las emociones contenidas y a sanar las heridas.
Luna nueva Esta es la fase lunar propicia para el autoexamen, para la conexión con el ritmo interior y el tiempo universal. La intención es absorber las energías del cosmos a través del baño nocturno, ello servirá para incrementar la capacidad de concentración y estabilizar el estado de ánimo.

¿Cómo se realiza?
———————
El tratamiento se inicia con una exfoliación con ingredientes naturales como el azúcar y el limón que se deben mezclar y luego pasar, mediante la ayuda de un paño o guante de crin por todo el cuerpo húmedo, que se masajeará con suavidad y de forma circular. De esta manera se retira las células muertas que representan las partes del pasado que se deben olvidar.
A continuación, se aplica un masaje con 1/4 taza de miel y 1/2 taza de agua de rosas (puede incluirse pétalos de esta flor) que se mezclan y vierten en el agua de la tina de baño. Se debe permanecer, por un lapso de 10 a 15 minutos, y una vez que haya pasado este tiempo, se enjuaga bien con agua en temperatura ambiental.
Es importante observar que el baño de luna realza la belleza al garantizar una limpieza corporal que deja la piel suave, perfumada, hidratada y saludable, aclara las manchas y prepara al cuerpo para obtener un bronceado parejo y duradero.

Tips sobre los baños de Luna
———————————
• Es conveniente realizarlos una vez al mes.
• Son ideales para mantener el bronceado saludable.
• Eliminan las manchas ocasionadas por una exagerada exposición solar.
• Se debe evitar abusar en la frecuencia del tratamiento.

A %d blogueros les gusta esto: