Saltar al contenido

Como dejar de Fumar con Aceites Esenciales

67392_146214258873661_828452758_n

Muchas personas desean dejar de fumar, pero les resulta muy difícil. El primer paso para lograr este objetivo es comprender lo peligroso que resulta para la salud el humo del cigarrillo y los beneficios que se pueden alcanzar al dejar de fumar ya que son tanto inmediatos como de largo plazo.

 

En este sentido, es conveniente analizar la composición del humo del tabaco. Éste contiene 3.000 productos químicos peligrosos. Hasta el 5% corresponde a monóxido de carbono, el mismo gas mortal que se encuentra en los tubos de escape de los automóviles, que impide que la sangre absorba correctamente el oxígeno.

También contiene alquitranes que son los mismos que se usan para pavimentar los caminos.

Los otros productos químicos que se inhalan incluyen amoníaco, que se usa en los explosivos, blanqueadores y productos para limpiar baños; el cianuro, un veneno mortal, y fenoles, productos que se usan en los líquidos para quitar pintura.

Todos estos químicos están vinculados al desarrollo de diferentes enfermedades como el cáncer, enfisema, enfermedad del corazón y presión arterial alta, entre otros.

Una vez se deja de fumar, el organismo se va liberando de todos estos químicos lo que permite que la salud regrese al organismo.

Remedios Naturales para Dejar de Fumar.

 

Dejar de fumar #1

 

Mezclar tres partes de Aceite Esencial de limón y dos partes de Aceite Esencial de Geranio en una botella de vidrio pequeña que se mantendrá en el bolsillo, el maletín o la cartera. Cada vez que se sienta la necesidad de un cigarrillo, se debe inhalar directamente de esta botella.

Dejar de fumar #2

 

Tomar una ducha caliente y luego acostarse en una cama con el cuerpo entero envuelto en una sábana escurrida en agua fría. Luego envolverse en una o más frazadas (cobijas) de lana. Aunque el paquete se siente frío al principio, la temperatura del cuerpo secará gradualmente la sábana y se empezará a sudar. Quedarse envuelto en la sabana y frazada(s) por una o dos horas después de que haya empezado a sudar. Realizar este remedio una vez al día hasta que no se sienta una necesidad tan intensa de fumar.

Dejar de fumar #3

Verse a sí mismo fumando y mientras lo hace, ¿se percibe a sí mismo como un fumador? En su mente, seguir viéndose a sí mismo fumando, pero es necesario decirse “En este momento, tengo el hábito de fumar, pero no soy un fumador”, Esto lo ayudará a ajustar y mantener su imagen de sí mismo mientras empieza a hacer la transición de fumador a no fumador.

 

Dejar de fumar #4

 

Contra la ansiedad de fumar tome 1 gota de Aceite Esencial de lavanda sobre un pedacito de pan o galleta 1 vez al día, no más de 7 días seguidos. Descanse otros 7. Repetir si es necesario.

 

Contactanos para mas detalles

 

A %d blogueros les gusta esto: